Una visita a Ancona

Llegué a Ancona casi por casualidad (o no, ¿quién sabe?). Mi extraño sentido de pertenencia con Italia hizo que, luego de regresar por primera vez, empezará a estudiar italiano en Buenos Aires. Después, las ganas de volver a estar frente a frente con Roma me ayudaron a tomar la decisión de retomar mis clases viviendo en esta ciudad a la que cada día quiero más.

Hasta ahí, es historia conocida. Lo que nunca iba a imaginarme era que, entre tantas escuelas de italiano en Roma justo iba a elegir la misma en que mi profesora de Buenos Aires estaba haciendo el certificado que la habilita a enseñar en institutos privados.

Giulia, una italiana divina que un día decidió probar suerte en Argentina, me había hablado de su ciudad, Ancona, el día que la conocí. Ese fue el “primer encuentro” que tuve con este lugar. Sin embargo, poco sabía de él y por eso, algunas semanas después de habernos reencontrado en Roma, me invitó a conocerlo.

Así fue como el fin de semana pasado volví a cargarme la mochila al hombro para descubrir este lugar costero que está a sólo 210 kilómetros de Roma, hacia el noreste.

Ancona es uno de esos destinos “poco conocidos” – turísticamente hablando – que pueden cautivarte a simple vista. Un poco puede ser por ese carácter pesquero que aún conserva y, otro poco, por la belleza natural que se puede apreciar a cada paso. Es que entre el mar (que nunca hubiese imaginado que era tan lindo) y las laderas de los montes que la rodean, sinceramente es un lugar que se destaca, incluso con mal tiempo.

Pero más allá de las vistas espectaculares que se pueden admrirar desde el “Belvedere Sur” del Monte Conero, la caminata por el “Passetto” (donde se encuentra el monumento más importante de Ancona en honor a los caídos en la Primera Guerra Mundial), la recorrida por la costa donde todavía están las grutas que utilizaban como vivienda los antiguos pescadores (hoy, algunas siguen funcionando de esa forma mientras que otras han sido reconvertidas en restaurantes, por ejemplo) y el paseo por el Casco Histórico que tanto me hizo recordar a mi paso por Verona son algunas de las cosas que más me gustaron de esta ciudad costera.

Puede ser que, como dije al principio del post, haya llegado a Ancona por casualidad pero, como me han dicho muchos, tal vez exista una razón (que todavía no conozco, claro) por la que debía conocerla. Hoy, puedo decir que el motivo que encuentro es que no podía irme de Italia sin conocer esta belleza de lugar.

Recordá que viajar con seguro de viaje es muy importante.

¡Encontrá acá los mejores precios y promociones de asistencia al viajero!

Opt In Image
¡Viajemos juntos!
¡Suscribite por mail y acompañame!

- Estamos dando la vuelta al mundo, ¡danos la mano y vení!

- Recibí los mejores Consejos Viajeros

- No te pierdas información útil sobre visas, vacunas y todo lo que necesitas

- Reflexioná conmigo y animate a cumplir tus sueños

(Solo te enviaré un correo cuando haya novedades. Nada de SPAM, yo también lo odio)

7 comments

  1. nora 6 septiembre, 2012 at 14:39 Responder

    Por favooooorrrrrr! que hermoso lugar!!!!!!!!!!!!!!!La fuente me hace acordar a alguna pelicula italiana… que carita de feliz que tenes !!beso grande

  2. isabel 6 septiembre, 2012 at 21:41 Responder

    que hermoso el lugar , las tradiciones de ahi, y la gente en cualquier parte de italia, y me alegra que una chica tan inteligente y tan curiosa puede disfrutar de aquellos.
    algun dia quiero conocerte junto a tu flia de argentina para saber mas de todo tu viaje , vivo en el barrio de recoleta de capital , nos vemos y pronto te invito a mi casa para charlar de lo magico de tu viaje , isabel cacciabue, amiga de tu papa ruben mutti.

  3. Marta 6 septiembre, 2012 at 23:30 Responder

    Quien te dice Marianita que si no fué en Verona, tal vez Ancona te reserve alguna sorprecita inesperada!!!!!
    Que hermoso Lugar!!! conozco bastante de Italia, pero Ancona no y todavía me faltan muchos lugares. Veo que es hermosa!!! como tantos otros lugares y te veo también muy contenta, cosa que me alegra mucho.
    Un beso grande y yo también te espero para que nos sigas contando de tu viaje.

  4. TINA 7 septiembre, 2012 at 13:56 Responder

    HERMOSA ITALIA PATRIA DE MIS ANCESTROS….EL CORAZON SE LLENA DE AMOR VIENDO ESOS PAISAJES ESE MAR TODO TAN BIEN LOGRADO. FOTOS QUE PARECEN POSTALES ….ESA ES ITALIA:BELLA BELLA …COMO VOZ MARIANA GRACIAS POR LLEVARME A PASEAR DESDE TUS OJOS

Dejame un mensaje!