Un poco de tranquilidad en Laos

Aunque ya pasaron algunos días desde que dejé Laos (que fue el país donde menos tiempo estuve durante este viaje), me quedó pendiente contarles un poco sobre Luang Prabang, la ciudad en la que me instalé por apenas 4 días. Sí, sé que no es demasiado tiempo pero mis ganas de volver a pisar suelo tailandés se sumaron a que tenía la posibilidad de volver a viajar por algunos días más con Alisa (¿se acuerdan de la alemana que les conté acá?), hicieron que mi estadía en el país sea fugaz.

luang-prabang-laos-6

Es cierto también que por momentos el clima no ayudó mucho – considerando que estamos en la estación lluviosa y que una de las noches tuve que quedarme sentada en mi cama esperando que la tormenta pasara (y nunca pasó) – podría decirse que no hice demasiadas cosas en Luang Prabang. Pero, también tengo que reconocer que ese poco tiempo me sirvió para darme cuenta de algunas cosas.

En primer lugar, y después de más de dos meses en el caos, el tránsito y el ruido volví a recordar porque me gusta tanto la vida de la ciudad. Luang Prabang es tranquila, pero los laosianos son todavía peor. Acostumbrada al acoso constante de los conductores de tuk tuk, a los vendedores que intentan venderte hasta lo invendible, al ruido de las bocinas y la cantidad de motos, autos, buses y demás, me encontré con una ciudad donde la gente vive como si el día tuviese 48 horas, habla como si no quisieran molestar al otro y tardan en pedirte que les compres algo más de lo que necesitas para viajar desde una punta a la otra del país.

luang-prabang-laos-11

luang-prabang-laos-2

luang-prabang-laos-3

Al principio esa tranquilidad me encantó, me relajó por completo pero eso duró poco tiempo. Después, llámenme loca si quieren, me sentí apabullada ante tanto silencio y tal vez esa haya sido otra de las razones por las que mi estadía en Luang Prabang fue tan corta. Si pudiera elegir, no viviría en el caos de Nueva Delhi, pero tampoco en la tranquilidad de esta ciudad de Laos.

luang-prabang-laos-4

luang-prabang-laos-1

Ahora, contándoles un poco sobre lo que me gustó de este lugar, tengo que nombrar dos cosas: la gran cascada y el mercado nocturno. La primera, porque es uno de los espacios naturales más lindos que vi (ni hablar de la claridad y limpieza del agua) y el segundo porque si hubiese tenido lugar en mi mochila (por suerte no), hubiese comprado más cosas que en ningún otro lugar en Asia.

luang-prabang-laos-7

luang-prabang-laos-8

luang-prabang-laos-9

luang-prabang-laos-10

Recordá que viajar con seguro de viaje es muy importante.

¡Encontrá acá los mejores precios y promociones de asistencia al viajero!

3 comments

Dejame un mensaje!

  Suscribite al blog
SUSCRIBITE AL BLOG

Recibí novedades, descuentos exclusivos, tips viajeros y mucho más en tu mail.

* tranqui, nada de SPAM, yo también lo odio.
×