Singapur, entre modernidad y prohibiciones

Claramente, cuando escribí el post “Kuala Lumpur, la ciudad moderna del Sudeste Asiático” todavía no había pisado Singapur. Es que si bien es posible encontrar rincones sumamente asiáticos como Little India o la zona aledaña a Arab Street, el lujo y la modernidad son un factor común – y más que característico – en toda la ciudad.

Sin embargo, tengo que reconocer que mi primera impresión no fue la mejor. Sinceramente, después de haber escuchado tantos comentarios sobre Singapur esperaba encontrarme lujos y cosas novedosas desde el primer momento. Tal vez para eso, no era lo mejor estar alojada en pleno centro de Little India.

singapur-3

singapur-2

Pero horas más tarde, cuando el sol se escondió y salí a caminar por la costa del río entendí todo. Singapur es bellísima por donde se la mire. Inmensos edificios que se ubican en anchas y largas avenidas, shoppings por doquier e increíbles juegos de luces me devolvieron esa imagen que tenía de la ciudad. De hecho creo que nunca, ni en mi imaginación, vi algo parecido.

Lamentablemente, los precios en Singapur afectaban un poco a mi presupuesto (o al menos eso creía) por lo que sólo tenía dos días para conocer todo lo que me interesaba de la ciudad. Lamentablemente (otra vez), el clima me jugó una mala pasada por lo que en total, sólo tuve un día – y el dueño del homestay que no paraba de comentar lo raro que era que lloviese durante tanto tiempo – por lo que tuve que elegir y dejar algunas cosas afuera.

singapur-1

singapur-4

Pese a eso, debo decir que el haber realizado mi recorrido nocturno con una chica local hizo que mi experiencia por Singapur sea mucho mejor de la que imaginaba. Así, no sólo pude ver cómo muchas cosas están prohibidas, como está explícito en todas las remeras que se venden en la ciudad sino que además entendí porque el país funciona como funciona.

Es increíble pensar que con todas las cosas que hay para disfrutar en la ciudad la gente “se sienta culpable” por salir a divertirse un rato. El lema es trabajar, trabajar y trabajar (o estudiar) y la única manera de pasar un buen rato entre amigos es comer, comer y comer. Parece un círculo vicioso y, en algún punto creo que lo es.

singapur-5

singapur-6

De cualquier manera, y para los que estén preocupados porque el presupuesto se les va de las manos visitando el país moderno del Sudeste Asiático, sepan que si usan los pies como (casi) único medio de transporte, duermen en homestays baratos (¡sí, los hay!), comen en puestos locales y no toman cerveza (¡5 dólares por un vaso!) se puede vivir con un presupuesto diario menor a 25 dólares. Al menos, ¡yo lo hice! 

singapur-8

singapur-7

como-le-gano-a-la-rutina-mientras-no-puedo-viajar

Recordá que viajar con seguro de viaje es muy importante.

¡Encontrá acá los mejores precios y promociones de asistencia al viajero!

Opt In Image
¡Viajemos juntos!
¡Suscribite por mail y acompañame!

- Estamos dando la vuelta al mundo, ¡danos la mano y vení!

- Recibí los mejores Consejos Viajeros

- No te pierdas información útil sobre visas, vacunas y todo lo que necesitas

- Reflexioná conmigo y animate a cumplir tus sueños

(Solo te enviaré un correo cuando haya novedades. Nada de SPAM, yo también lo odio)

4 comments

  1. Vero4travel 22 agosto, 2012 at 12:14 Responder

    Veo que tuviste la oportunidad de ver el espectaculo de la fuente de agua, para mi el mejor que he visto, por encima del de Dubai.

    Respecto al little India de Singapur dicen que es el más bonito del mundo (para mi el más bonito que he visto). Y respecto a la ciudad-estado después de visitarla dije ”yo quiero vivir aquí” es mi ciudad perfecta.

    un saludo,
    Jesús Martínez
    Vero4travel

Dejame un mensaje!