Punta del Este, el balneario top del Atlántico

No estaba muy segura de cómo empezar a escribir este post hasta que me di cuenta de que hace exactamente dos semanas estaba derritiéndome al sol mientras caminaba por las calles de Punta del Este.

punta-del-este-uruguay-18

Desembarcamos del Grand Celebration al Puerto Nuestra Señora de la Candelaria alrededor de las 9.30 con un cielo completamente cubierto. La lluvia no amenazaba con aparecer pero tampoco parecía siquiera que un rayo de sol pudiera asomarse, sin embargo, el gris de a poco fue desapareciendo para que el celeste radiante nos acompañara durante todo el camino.

Punta del Este me hizo adjudicarle diferentes adjetivos. Primero, me pareció un lugar “muy top” de calles empinadas decoradas con palmeras y locales coloridos. Después, sentí que era un lugar chiquito, pintoresco y con gente de pueblo. Más tarde, sentí que estaba en una ciudad. Y de nuevo, todas esas sensaciones se entremezclaron una y otra vez.

punta-del-este-uruguay-19

punta-del-este-uruguay-20

punta-del-este-uruguay-22

punta-del-este-uruguay-1

Lo primero que fuimos a ver fue el Faro que, desde 1860, funciona con el objetivo de orientar la navegación tanto en el Océano Atlántico como en el Río de La Plata. Tiene 45 metros de alto y se encuentra ubicado a metros de la Parroquia que lleva el mismo nombre del puerto de la ciudad.

punta-del-este-uruguay-7

punta-del-este-uruguay-4

punta-del-este-uruguay-2

punta-del-este-uruguay-10

punta-del-este-uruguay-3

También nos acercamos hasta la Plaza Artigas donde cada día funciona un Paseo de los Artesanos donde se pueden conseguir todo tipo de productos e incluso ver la exposición de los artistas plásticos que también tienen su lugar en el parque. A partir de allí, la Avenida Gorlero sorprende por la cantidad de comercios (entre ellos, bancos y casinos) y por la intensa actividad gastronómica. No por nada, es la más importante de Punta del Este junto a la Calle 20, más conocida como “Fashion Road”.  Ésta, vendría a ser como un shopping al aire libre y con sólo caminar 100 metros se puede afirmar que sí, que mi sensación de lugar “muy top” era real.

Pasear por la Calle 20 es como estar en un rincón exclusivo de la ciudad uruguaya. Más allá de que las vidrieras sólo exhiben productos de las marcas más reconocidas, los autos que circulan por allí y la gente que transita no tiene nada que ver con esa vida de pueblo que me imaginé. Nada de mates abajo del brazo ni shortcito con ojotas, para andar por la Fashion Road es necesario vestir con lo más extravagante que se tenga en el placard y con aires de diva. Claramente, esa parte de Punta del Este no tiene nada que ver conmigo.

punta-del-este-uruguay-11

punta-del-este-uruguay-16

Entonces, para cambiar esa imagen tan materialista que tenía, fuimos a la playa. Debo admitir que la costa me pareció divina, las construcciones alrededor sacaron nuevamente a la luz esa idea de pueblito pero algunos edificios me devolvieron a la realidad para demostrarme que la vida de Punta del Este es más propia de una ciudad. O por lo menos de un pueblo grande.

Es cierto que estaba ante el mismo mar que tenemos acá, en Argentina, con ese color amarronado que tanto caracteriza a la Costa Atlántica e incluso con las escolleras que podemos encontrar en Mar del Plata o en Miramar. Pero los que ya conocen Punta del Este, pueden ayudarme con la afirmación de que estas ciudades no tienen nada que ver entre sí.

punta-del-este-uruguay-13

punta-del-este-uruguay-9

punta-del-este-uruguay-8

punta-del-este-uruguay-5

Por supuesto, fuimos a la Playa Brava donde se encuentra el Paseo de las Américas o “las manos” como prefieren llamar mis hermanas. Tengo que confesar que no tenía idea de que esto existía hasta que ellas insistían con que lo primero que querían ver era esa obra que está plantada sobre la arena. No, nunca había siquiera escuchado hablar de ellas. Hoy, sé que es una de las obras que fueron seleccionadas en el “Primer Encuentro de Escultores Internacionales” y que, sin dudas, es uno de los símbolos turísticos de Punta del Este.

No sé si elegiría éste como un lugar para pasar unas vacaciones de verano, pero sí me encantaría pasar unos días para conocerla de otra forma. Desde esa esencia de pueblo que sé que tiene pero que durante el período estival queda opacada por la gran cantidad de personas que deciden instalarse y disfrutar de lo que el mismo Ministerio de Turismo de Uruguay denomina “el más sofisticado resort de Turismo”.

punta-del-este-uruguay-12

punta-del-este-uruguay-21

punta-del-este-uruguay-17

punta-del-este-uruguay-14

Opt In Image
¡Viajemos juntos!
¡Suscribite por mail y acompañame!

- Estamos dando la vuelta al mundo, ¡danos la mano y vení!

- Recibí los mejores Consejos Viajeros

- No te pierdas información útil sobre visas, vacunas y todo lo que necesitas

- Reflexioná conmigo y animate a cumplir tus sueños

(Solo te enviaré un correo cuando haya novedades. Nada de SPAM, yo también lo odio)

5 comments

  1. Nicolás 8 Enero, 2014 at 02:08 Responder

    La primera imagen “Llegando a Punta del Este” deberías haberla llamado “Llegando a Buenos Aires”, ya que es de Puerto Madero, el barrio costero de la ciudad Capital de Argentina.

    Saludos desde Buenos Aires, Argentina.

  2. Ricardo 6 Noviembre, 2014 at 23:15 Responder

    Hola me gusto mucho el blog. Te felicito por tu trabajo, es sumamente prolijo e interesante. Te hago una pregunta, sera que en verano se pone mas difícil el tema del fashion road and everybody wearing nice and good looking clothes???? jajaja. Debe ser estilo Los Angeles o menos top? Te mando un saludo grande!

Dejame un mensaje!