Nusa Lembongan, el lugar ideal para despedirme de Asia

Llegué a Nusa Lembongan prácticamente de casualidad. Desde el día que llegué a Ubud tenía decidido que mis últimos días en Indonesia (o mejor dicho en Asia) serían en la playa y, al no querer volver a Kuta, pensé que la mejor opción sería Sanur. Sin embargo, las vueltas de la vida me llevaron a conocer a Cristel, una chica holandesa con la que terminé pasando mis últimos días de viaje. Ella me comentó que se iría a pasar unos días a esta isla que queda a tan sólo 30 minutos de Bali y, un día antes de que se fuera, decidí unirme al paseo.

No sabía absolutamente nada de Nusa Lembongan. La información que me dio mi Lonely Planet fue escasa pero muy prometedora: “Es la Bali que todos buscan pero nadie encuentra, con alojamientos baratos y cerveza barata frente al mar”. Suena ideal para los últimos días, ¿no?

Pero la llegada a la isla fue más complicada de lo que podría haber sido y eso, tal vez, influyó en cómo fue nuestra primera impresión de ella. En primer lugar, y gracias a la impuntualidad de una pareja que todavía no sé porque el transfer esperó, perdimos el bote que nos debía llevar por lo que no sólo tuvimos que viajar en otro bastante distinto y un poco más tarde sino que además, cuando llegamos no había nadie esperándonos (esto viene a que los barcos paran en la zona más cara de la isla y desde ahí hasta el pueblo donde se ubican todos los HomeStay hay un laaargo trecho).

Para completar nuestra alegre llegada a Nusa Lembongan, después de haber estado más de una hora y media caminando “en círculos” para encontrar una habitación al precio que queríamos pagarla, nos dimos cuenta de que iba a ser imposible ya que al haber llegado incluso más tarde que el bote lento (¡y pagamos más del doble por el rápido!) todo estaba lleno.

Hasta ese momento, ambas creímos que nos habíamos equivocado con la elección del lugar pero ya estábamos ahí y teníamos que darle una oportunidad. Y eso hicimos. Luego de un almuerzo frente al mar, alquilamos una moto y fuimos a buscar una playa que nos pareciera la mejor para pasar el resto de los días en la isla – si es que no nos volvíamos antes de lo planeado -.

Y fue en ese momento cuando empecé a darme cuenta de que, finalmente, Nusa Lembongan era el lugar ideal para despedirme de Asia. Andando por las calles a medio asfaltar, rodeada de campos de palmeras y niños vendiendo todo tipo de objetos de mar, por momentos volví a tener esa misma sensación que tuve en Siem Reap, luego de casi un mes en Tailandia.

Sí, lo que tenía a mi alrededor era exactamente lo que siempre había imaginado de un paseo por este continente. Y, creo que no había mejor manera de terminar este viaje que ya lleva un poco más de cuatro meses en una isla donde hay turistas pero no se los ve, donde todo es rústico y auténtico, donde la gente es amable y confiada, donde no se necesita más que un plato de comida y una sonrisa para vivir.

***

Mientras ustedes leen esto yo ya estaré volando hacia Roma desde hace algunas horas. Feliz pero nostálgica. Feliz porque volveré a reencontrarme con esa ciudad que me tiene enamorada y nostálgica porque atrás quedan cuatro meses que me enseñaron a vivir la vida de otra manera, en los que tuve que aprender a despedirme de personas a las que supe querer en muy poco tiempo, en los que extrañé a los que dejé en casa pero que día a día me bancan en cada una de las cosas que me propongo hacer.

Hoy dejó atrás a un continente que me hizo crecer de todas las maneras posibles pero, como aprendí en este viaje, esto no es un adiós sino un hasta luego porque, sinceramente, es un lugar a donde algún día espero volver.

See u next time, Asia!

Recordá que viajar con seguro de viaje es muy importante.

¡Encontrá acá los mejores precios y promociones de asistencia al viajero!

Opt In Image
¡Viajemos juntos!
¡Suscribite por mail y acompañame!

- Estamos dando la vuelta al mundo, ¡danos la mano y vení!

- Recibí los mejores Consejos Viajeros

- No te pierdas información útil sobre visas, vacunas y todo lo que necesitas

- Reflexioná conmigo y animate a cumplir tus sueños

(Solo te enviaré un correo cuando haya novedades. Nada de SPAM, yo también lo odio)

8 comments

  1. Ruben 8 agosto, 2012 at 11:56 Responder

    Bunisima nota de despedida de Asia, ojalá puedas volver en algún momento, y de no ser así seguramente la tendras presente cada día, ya que todo lo aprendido te servirá en cada momento de tu vida y en las cosa mas pequeña, por supuesto, recordarás. Te felicito, excelentes fotos y que seas Bienvenida a Roma !!!!! Disfruta mucho, cuidate tkm

  2. nora 9 agosto, 2012 at 09:39 Responder

    Me encanta el disfrute de cada una de tus diferentes estadìas, las fotos geniales, el lugar ideal, y ademàs vos lo contàs para que nosotros lo vivamos y nos emocionemos tal cual vos. Un beso grande y benvenuta a Roma!!!!!

    • Mariana Mutti 20 octubre, 2014 at 22:24 Responder

      Lauritaaa, la verdad el nombre no porque hay cosas muy top y otras no tanto… Nosotras buscamos un lugar apenas llegamos, no nos gustó y al otro día nos mudamos a uno más cómodo y por el mismo precio. ¡Les va a encantar!

Dejame un mensaje!