La Fontana di Trevi y yo, una historia de amor

Hace exactamente un año mis sentimientos se dividían en dos: 1) nostalgia porque mi viaje por Asia llegaba a su fin y 2) felicidad porque mis pies volvían a pisar Roma. Y fue pensando en esto que me di cuenta de que nunca le dediqué más que un párrafo en este post al rinconcito que me cautivó por completo: la Fontana di Trevi ¿Cómo explicar esta relación de amor? ¿Es exagerado decir eso? No lo sé. Cuando empecé a escribir este post, me di cuenta que no hay un lugar en Buenos Aires que me haga sentir como la Fontana di Trevi. Simplemente, no encuentro ese espacio que me permite sentarme a pensar en todo y en nada a la vez, sintiendo que no hay nada más alrededor. De hecho, creo que tampoco encontré algún lugar en el mundo que me hiciera sentir eso. Sólo en Roma, sólo frente a la Fontana.

ROMA (51)

ROMA (56)

ROMA (46)

ROMA (56)

Es curioso pensar que una simple construcción (porque en definitiva eso es lo que es) pueda causarme tanto como para no haber dejado de visitarla ni uno de los 40 días que estuve la última vez. También es loco pensar que todos los italianos que conocí durante mi vida en Roma se preocupan en mandarme una foto diferente cada vez que ahora pasan por allì. Creo que la próxima vez que vaya elijo alguno de los hoteles en Roma frente a esta belleza así puedo saludarla cada noche antes de irme a dormir. Sí, entiéndanlo, mi relación con la Fontana di Trevi es de amor absoluto. Si volviera a vivir en Roma (ojalá alguna vez sea un poco más que 40 días) sé que la volvería a visitar con la misma frecuencia, porque ella es la única en la ciudad que guarda mis secretos. Es la única que me hace sentir que puedo pasar horas escuchar su agua caer y sentir que no existe nadie más en el mundo, que sólo estamos nosotras dos y que por eso, ella puede escuchar mis pensamientos y hacerme encontrar las respuestas que busco.

Roma 2012 (144)

Roma 2012 (157)

ROMA (47)

ROMA (39)

La tradición dice que hay que arrojar tres monedas. La primera, para volver a Roma, la segunda para encontrar el amor en la ciudad y la tercera, para casarse allí. Yo sólo tiré uno, porque el amor ahí lo encontré al verla. ¿Un consejo? Disfrútenla de día, con el alboroto de gente, pero también sean un poco trasnochadores y vayan en plena madrugada. La van a ver iluminada y completamente vacía.    Bonus Track Escuchen el agua correr y déjense atrapar por la inmensidad de la Fontana…

Si por alguna razón no pueden ver el video, pueden ingresar a mi canal de YouTube haciendo click acá

Recordá que viajar con seguro de viaje es muy importante.

¡Encontrá acá los mejores precios y promociones de asistencia al viajero!

Opt In Image
¡Viajemos juntos!
¡Suscribite por mail y acompañame!

- Estamos dando la vuelta al mundo, ¡danos la mano y vení!

- Recibí los mejores Consejos Viajeros

- No te pierdas información útil sobre visas, vacunas y todo lo que necesitas

- Reflexioná conmigo y animate a cumplir tus sueños

(Solo te enviaré un correo cuando haya novedades. Nada de SPAM, yo también lo odio)

4 comments

  1. Alejandra lago 5 Abril, 2016 at 21:53 Responder

    Que inspirador tu relato! En junio voy a Roma a encontrarme con tanta belleza. Será mi primera vez. Si pudieras darme un consejo te lo voy a agradecer. Dese ya muchas Gracias! Saludos.

  2. Constanza 1 Octubre, 2016 at 22:48 Responder

    Hola! También amo Roma y me gustaría volver a estudiar. Podrías contarme dónde estudiaste y cómo lo coordinaste! Muchas gracias, abrazos
    Cosntanza

Dejame un mensaje!