Animate, viajá (o mejor, animate y cumplí tus sueños)

¿Cuántas veces te preguntaste si de verdad estás contento con la vida que llevas? ¿Cuántas veces pensaste en dejar todo y hacer lo que de verdad te hace feliz? Si al menos una vez se te cruzó por la cabeza renunciar a tu rutina, y dejar de soñar tu vida para empezar a vivir tus sueños, este post es para vos. No te pongas más excusas: animate, viajá.

animate-viaja-2

No importa cuál sea tu sueño, es tuyo y podes hacerlo realidad. El primer paso es proponértelo, pero en serio, ¿o acaso no te prometiste a vos mismo una y mil veces que ibas a hacerlo pero después todo siguió su cauce habitual? Todos lo hicimos alguna vez, no es fácil tomar una decisión que va a cambiar completamente tu vida porque, aunque sabemos que estamos persiguiendo algo que queremos con todas nuestras fuerzas, eso también implica tener que dejar atrás muchas cosas (y bancarnos algunas otras).

animate-viaja-4

No te pongas “peros” y confía en vos

Tu principal enemigo no es alguien de tu entorno sino tu propia voz interior diciéndote que no podes hacer tal o cual cosa por “x” motivo. Es así, los primeros en decir “no, no, no, no” somos nosotros mismos. Que no tenemos plata, que no podemos tener un estilo de vida diferente al socialmente correcto, que ya no somos tan jóvenes, que no vamos a llegar demasiado lejos y que por eso no vale la pena dejar toda la estabilidad que ya tenemos, que no, que no, que no…

Dejá de ponerte “peros” absurdos porque no hay que nada que sea imposible si de verdad se quiere. La ley de la atracción (sí, creo en ella y mucho) dice algo así como que nuestra mente capta el mensaje que le damos tal cual se lo damos. Es decir, si decimos “NO puedo”, “NO quiero”, el NO va a ser parte de ese mensaje. Como resultado, NO vamos a poder, NO vamos a querer…

Nuestra mente siempre tiene que pensar en positivo y cuanto más positivo sea nuestro mensaje más cosas positivas vamos a creer. Cambiemos nuestros “peros” en motivos por los cuales sí podemos llevar a cabo nuestro sueño y vas a ver como todo empieza a cambiar a tu alrededor.

Confía en vos, en lo que querés y seguí tus instintos y poco a poco, vas a lograr tus objetivos.

animate-viaja-3

Desestimá los comentarios negativos

Es muy común que cuando finalmente te decidís y queres empezar a proyectar cómo concretar ese sueño, empiecen los comentarios negativos. Por alguna razón, quienes no se animan a hacer las cosas que realmente quisieran, se empeñan en decirnos a los que sí lo intentamos que no vale la pena, que estamos completamente locos o que somos unos vagos.

No te preocupes si esto te pasa, es lo más normal del mundo y no tenes que dejar que un comentario negativo te haga desistir de tus planes. Sí, es lógico que cuando decidis algo tan importante para vos busques la aprobación de la gente que te importa, pero lamentablemente, no siempre es fácil que los otros nos entiendan y por eso, es posible que te topes con esta situación no una sino mil veces.

Descubrí otras zonas de confort

Seguramente estando donde estás te hace sentir cómodo y sobre todo seguro. Trabajas de 9 a 18, todos los meses tenes tu sueldo depositado en la cuenta bancaria y eso te permite pagar un alquiler y comprar los insumos básicos de alimentación y darte algún que otro gustito pero, ¿de verdad es eso lo que querés?

Acostumbrarnos a la rutina, a eso que va pasando cada día de la misma forma y sin sobresaltos es una de las cosas más fáciles que tenemos como seres humanos. Eso es lo que llamamos zona de confort, y es justamente una de las primeras cosas que tenemos que cambiar para concretar nuestros sueños.

Sí, tenés razón, no siempre es fácil pero es necesario. Además, ¿cómo sabes que haciendo lo que querés no vas a encontrar otra situación que puedas reconocer y llamar zona de confort? Si te animás a cumplir tus sueños y empezas a ser habitué de todas las cosas que se le relacionan, seguramente no tardes en encontrar tu nueva zona de confort.

animate-viaja-1

Date tiempo

La perseverancia es la clave del éxito. No te pongas objetivos imposibles, no pretendas que las cosas sean fáciles y trabaja para lograr tu objetivo. Cumplir un sueño lleva tiempo, implica esfuerzo y dedicación pero sobre todo, perseverancia.

Ponete metas con tiempos lógicos, con tiempos que sean posibles de concretar. De lo contrario, si queres que todo se resuelva ya, lo único que vas a conseguir es sentirte defraudado, decepcionado y eso puede tener como consecuencia que abandones antes de tiempo, que todo el empeño y las ganas que le estás poniendo a esto desaparezca en un suspiro.

Date tiempo, permitite proyectar a mediano o largo plazo porque así como un viaje, los sueños hay que disfrutarlos también en el proceso previo, en el momento en que empezamos a transitar el camino para lograrlos.

Bonus Track:

Mientras terminaba de escribir este post, descubrí estos videos que me parece reúnen un poco todas las ideas que expuse arriba  y son bastante inspiradores:

Y uno más…

Ya sabes, si tu sueño es viajar te lo digo una vez más: Animate, viajá!

Si todavía sentís que necesitás otro empujoncito seguí leyendo más artículos para inspirarte.

Recordá que viajar con seguro de viaje es muy importante.

¡Encontrá acá los mejores precios y promociones de asistencia al viajero!

Opt In Image
¡Viajemos juntos!
¡Suscribite por mail y acompañame!

- Estamos dando la vuelta al mundo, ¡danos la mano y vení!

- Recibí los mejores Consejos Viajeros

- No te pierdas información útil sobre visas, vacunas y todo lo que necesitas

- Reflexioná conmigo y animate a cumplir tus sueños

(Solo te enviaré un correo cuando haya novedades. Nada de SPAM, yo también lo odio)

2 comments

  1. Matias 25 Febrero, 2014 at 15:26 Responder

    Sumo un bonus track.

    No te rindas, aún estás a tiempo
    De alcanzar y comenzar de nuevo,
    Aceptar tus sombras,
    Enterrar tus miedos,
    Liberar el lastre,
    Retomar el vuelo.
    No te rindas que la vida es eso,
    Continuar el viaje,
    Perseguir tus sueños,
    Destrabar el tiempo,
    Correr los escombros,
    Y destapar el cielo.
    No te rindas, por favor no cedas,
    Aunque el frío queme,
    Aunque el miedo muerda,
    Aunque el sol se esconda,
    Y se calle el viento,
    Aún hay fuego en tu alma
    Aún hay vida en tus sueños.
    Porque la vida es tuya y tuyo también el deseo
    Porque lo has querido y porque te quiero
    Porque existe el vino y el amor, es cierto.
    Porque no hay heridas que no cure el tiempo.
    Abrir las puertas,
    Quitar los cerrojos,
    Abandonar las murallas que te protegieron,
    Vivir la vida y aceptar el reto,
    Recuperar la risa,
    Ensayar un canto,
    Bajar la guardia y extender las manos
    Desplegar las alas
    E intentar de nuevo,
    Celebrar la vida y retomar los cielos.
    No te rindas, por favor no cedas,
    Aunque el frío queme,
    Aunque el miedo muerda,
    Aunque el sol se ponga y se calle el viento,
    Aún hay fuego en tu alma,
    Aún hay vida en tus sueños
    Porque cada día es un comienzo nuevo,
    Porque esta es la hora y el mejor momento.
    Porque no estás solo, porque yo te quiero.

    Mario Benedetti

Dejame un mensaje!